Desando repetir experiencia en UMO

Desde el coche, pasando por la Castellana, siempre miraba hacia la derecha cuando pasaba por Umo, con unas ganas locas de conocerlo en algún momento. Solo la fachada y lo que se intuye a través de la cristalera tenía pintaza.

Cuando fuimos, hace más o menos un mes, ya entré cámara en mano, con buena predisposición a fotografiarlo todo y probarlo todo.

El espacio, espectacular y enorme por cierto, y con mucho rinconcito especial, está inspirado en los grandes locales cosmopolitas de ciudades como Londres y Nueva York. El ambientazo y la decoración son verdaderamente especiales.

Diseñado por el estudio de arquitectura Proyecto Singular, cuenta con una sala completamente diáfana rodeada de grandes ventanales y presidida por una barra central de más de 10 metros dividida en dos áreas diferenciadas: una parte de showcooking con dos robatas donde los comensales pueden admirar como hacen los platos y otra parte donde tomar cócteles. También dispone de espacios más íntimos en la primera planta, igual de bonitos y sorprendentes donde terminas de trasladarte a las noches de Japón por completo.

La cocina, responsabilidad de los chefs Hugo Muñoz y Mariano Barrero y en la que el producto, su calidad y temporalidad es lo más importante, es una fusión entre la gastronomía nipona y la española con muchas influencias contemporáneas. El empleo de la robata, los cortes en frío y la fritura en tempura, técnicas de la cocina tradicional japonesa, son el alma de Umo.

Hay un montón de platos que os podría recomendar así que intentaré haceros un resumen pero es que me encantaría probarlo todo en realidad!!!

La robata es la pieza clave de Umo. Se trata de una parrilla japonesa, que gracias a las diferentes alturas de las que dispone, permite que los productos se cocinen a una temperatura u otra en función de sus necesidades.

No podéis dejar de probar alguno de los platos más TOP que hacen en la robata a la vista de todos nosotros cómo el bacalao negro que se asa envuelto en una hoja de magnolio con salsa de miso, la costilla de vaca glaseada o la hamburguesa de buey con pan chino y sisho.

Además de las carnes y el pescado, en Umo dan mucho protagonismo a las hortalizas con platos como la brocheta de cogollo con salsa meunière a la japones o la de espárragos verdes con salsa miso, la mazorca de maíz y muchos otros platos vegetales que irán cambiando según temporada. Muy recomendable y original es también el tamago que es una tortilla de huevo japonesa con camarones en tempura, hecho de la forma tradicional en su particular sartén con tiempo y paciencia. ¡A nosotros nos encantó!

Por supuesto no podía faltar la sección de platos crudos con nigiris, rolls, usuzukuris y sashimis. Grandes combinaciones y mezcla de sabores en opciones como el nigiri de panceta curada con huevo frito y migas, el de pepito de ternera, el nigiri frito de steak tartar y cecina de vaca ahumada, el futomaki de atún aliñado y aguacate asado o el usuzukuri de hamachi con jamón ibérico. Como plus, además, habrá siempre disponibles tres tipos de tartar hechos al momento. De salmón, de atún picante o de toro con yema de huevo de corral… ¡No digo más!

Un final apoteósico llega con los postres de Umo. Torrija de masa de croissant, el brownie de té verde y chocolate blanco, la mousse de chocolate negro con gel de naranja y helado de café blanco o la tarta de queso japonesa, suflada y esponjosa.

La experiencia completa no finaliza hasta que no tomas uno de sus cócteles, aunque realmente están diseñados para servir de maridaje a la comida gracias a su bajo contenido alcohólico y sus contrastes. Se sirven de la misma despensa y utensilios, como la robata y el Josper que utilizan para asar los ingredientes como es el caso de la piña cocinada en hoja de bambú, o de los productos como el kimchi, el wasabi, la salsa agridulce o el katsuobushi.

¡Experiencia 360º en Umo!

¿Dónde está?

Umo – Paseo de la Castellana, 43, Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *