La esencia de la Toscana en GIULIETTA

La esencia de la Toscana en GIULIETTA

La esencia de la Toscana en GIULIETTA

Hemos estrenado el verano conociendo el nuevo restaurante italiano del Grupo Le Cocó: Giulietta.

Acaba de abrir sus puertas en la zona norte de Madrid y ya le auguramos muchos éxitos porque estoy segura de que su propuesta va a enamorar a todos los amantes de la cocina tradicional italiana al igual que ha venido haciendo la última apertura del grupo hasta ahora, Fellina; referencia en Madrid por sus famosos spaghetti carbonara preparados en mesa y su tiramisú en cafetera italiana.

De nuevo los socios Esteban Arnaiz, Aynara Menchaca y Luis González, han creado la fórmula perfecta para ofrecernos la máxima frescura, calidad y sabor mediterráneo en un marco incomparable.

Como en el resto de locales del Grupo Le Cocó (Le Cocó, El columpio y Fellina, de los que ya os he hablado largo y tendido en #myplaces), con Giulietta buscan de nuevo que la gente disfrute, desconecte y pase un rato agradable en una comida, una cena o incluso solo tomando algo. Ofrecen un producto de calidad con precios asequibles, variedad en su carta, una atención y ambiente de 10 y por supuesto, un entorno y decoración bonita bonita con detalles que marcan la diferencia.

El restaurante cuenta con un salón diáfano con capacidad para 134 comensales, una terraza al aire libre con porche y una pequeña plaza con jardín.

De nuevo, para su decoración han contado con la interiorista Marta Banús, que ya decoró Le Cocó y El Columpio. En Giulietta casi puedes sentir la esencia de La Toscana con detalles clave como su bodegón de productos típicos del país vecino, la luminosidad, la madera rústica para las mesas y los toques multicolor para las sillas, butacas y bancos, los platos de loza y las servilletas de cuadros verdes y otro sinfín de objetos decorativos al más puro estilo italiano.

Su carta mantiene la filosofía y concepto de Fellina: una trattoria en la que comer mucho y bien, con platos 100% italianos, productos frescos, pastas y pizzas en mil versiones diferentes.

Alguno de los entrantes (antipasti y ensaladas) más destacados son la tabla de embutidos italianos o la riquísima burrata  con tomate  confitado y mermelada  de cebolla roja.

Si nos centramos en la parte pasta&pizza, en su carta hay absolutos must (y que también han triunfado en Fellina) como los Spaghetti alla Carbonara Originale siguiendo la receta auténtica romana y preparados en mesa, los Spaghetti  al tartufo,  parmigiano y huevo  poché, algunas pastas rellenas como el Fazzoletto ripieno di Zucca, Biscotto Amaretto e Parmigano o el Raviolo Nero Ripieno di Baccalá con Salsa Verde e Bottarga y pizzas para morir como la Pizza con huevos de codorniz o setas y trufa o la Pizza con mortadela y pesto de pistacho.

Para mi próxima visita a Giulietta, me apunto en mi foodielist, pendiente de probar, algún plato de cuchara como el Risotto Nero con Calamari e Polipetti (calamares y pulpitos) o con Burrata e Salsiccia (burrata y salchicha).

Los postres, como siempre artesanales. Imprescindibles el Tiramisú, el Fagottino alla Nutella y la Pannacotta al Cioccolato.

Para ser TOP del todo, es un restaurante #dogfriendly al que puedes ir con tu mascota y disponen de platos especiales para celiacos, intolerantes a la lactosa, vegetarianos y veganos.

¿Dónde está?

Giulietta – Plaza Manuel Rodrigo, 7, Madrid. – Visita su web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *