Escapada a Marruecos

Escapada a Marruecos

Escapada a Marruecos

No tengo perdón y hace ya un año que estuvimos en Marruecos pero todavía no os había publicado el post…

En una de estas escapaditas de puente o finde largo, decidimos conocer esta zona. Está cerquita y muy bien de precio y por supuesto hablaban maravillas.

Volamos de Madrid a Rabat, pasamos por Casablanca y finalizamos el viaje en Marrakech. Como resumen de este viaje diré lo siguiente: 

  • Rabat nos sorprendió muchísimo para bien. Fue una de las zonas preferidas, sin lugar a dudas, del viaje. 
  • Casablanca justo al contrario (aunque también es cierto que estuvimos solo un día), pero no nos gustó nada de nada. Todo estaba muy sucio, destartalado y el ambiente era bastante malo. De esos sitios en los que te apetece más llegar al hotel que salir a pasear y a hacer turismo.
  • Marrakech tuvo justo las dos caras de todo lo anterior. Por un lado nos encantó y por otro no tanto. Supongo que es un poco del tipo de cosas que te encantan o que odias y fue justo así, pero un poco por zonas. 

En Rabat, como en las otras ciudades, tiene la parte Zoco, de la medina, la parte repleta y atestada de gente, con miles de puestos, de gente y una variedad de olores que no os podéis imaginar. Pero luego, tiene la zona de la costa y muy cerquita  los “andalusian gardens”, todas las callecitas estrechas y repletas de fachadas azules que rodean esta zona, la fortaleza Kasbah de los Oudayas, la Torre de Hassan o la necrópolis de chellah y os aseguro que todo este recorrido merece muchísimo la pena. 

Nosotros comimos en Le Dhow: un barco que había anclado en el río y la verdad que recuerdo aquel momento como un auténtico lujo después de haber pateado toda la ciudad. 

El párrafo de Casablanca prefiero saltármelo porque no quiero condicionar a nadie :S

En Marrakech tuve una de las mayores sensaciones de turista que he tenido en mi vida y reconozco que preferí las zonas más apartadas o “europeas” al Zoco y el absoluto caos que se vive ahí dentro.

Nuestro hotel (o riad) estaba dentro del Zoco así que lo vivimos desde dentro y en primera persona. La sensación que teníamos ahí dentro era de agobio absoluto y de pérdida total. Era imposible entrar por una calle y elegir por la cual querías salir, la única opción que había era dejarse llevar y confiar en que en algún momento conseguirás salir… 

Tiene parte de encanto, pero reconozco que el agobio, la multitud de gente, la oscuridad, la claustrofobia que sientes ahí dentro con todo tan cerrado y oscuro, y sobre todo el olor… es algo que no repetiría un día tras otro…

La plaza Jemma el Fna impresiona sin duda. Llena de puestos, de gente, de restaurantes, terrazas y “rooftops”, es una sensación indescriptible y tampoco podéis dejar de visitar la Medina, el Palacio El Badi, las tumbas Saadies, el Palacio de la Bahía o la Mezquita Kutubía.

Y por otra parte, como si cambiaras de país, en la zona más “europea” podéis visitar el Jardín Majorelle o el museo Yves Saint Laurent, que a nosotros nos gustaron mucho. 

Son muy típicos los sitios de masajes y spa allí, nosotros no lo dudamos y compramos unos bonos en Les Bains D’Orient y es totalmente recomendable.

De restaurantes y sitios myplaces, mi TOP five son el Dar Moha, Grand Café de la Poste, la Terrasse Des Epices, Le Fondouk y tomar una copa / cerveza (y cenar si vuestro presupuesto lo permite) en La Mamounia Palace Hotel. Podéis solo entrar a verlo y os sentiréis como auténticos reyes del mundo! Os dejo en el mapita igualmente unos cuantos sitios más que encontré recomendados en mi súper búsqueda antes de ir, para que podáis elegir. 

Como os decía, os dejo el mapa con todos los sitios turísticos y myplaces que creo que merecen la pena! ¡Espero que si vais, lo disfrutéis muchísimo!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *