El #placetobe madrileño: FANÁTICO

El #placetobe madrileño: FANÁTICO

El #placetobe madrileño: FANÁTICO

Cada poco tiempo nace un nuevo #placetobe en la capital. Hace unos meses (porque vengo con algo de retraso con este post), le tocó el turno a Fanático. Aunque se puede decir que le sigue tocando.

Pertenece al Grupo Carbón Negro y cómo el resto de sitios de este grupo (Carbón Negro, “Los castizos”, La Fonda Lironda y A Brasa) es espectácular a la vista y al gusto. 

Se ubica en lo que era el antiguo restaurante Umo (al que solo fui una vez y me encantó, la verdad) por lo que ya sabía que el espacio iba a ser digno de ver.

Cómo si de un circo se tratara, un elefante gigante preside la sala principal. Un montón de mesas bajas, espacios algo más reservados e íntimos, incluso en distintas plantas y una barra enorme con parte de cocina vista alucinante. 

El ambiente es un show igual que el espacio. Música en directo, cócteles, bailes, dj… de los sitios en los que puedes ir a comer o a cenar y quedarte de copas o afterwork

La carta es tan variada que o vais en grupo grande para pedir cosas a compartir y probar muchos platos distintos o tendréis que volver si o si.

Alguno de los platos que nosotros probamos fueron la burrata de Puglia rota con noodles de calabacín y pesto rojo, los buñuelos de carne guisada con salsa brava, las alcachofas de Tudela a la brasa y las mini hamburguesas de carne madurada en pan brioche.

Todo nos encantó la verdad pero me quedan muy pendientes probar platazos como el steak tartar con patatas fritas y tostadas, el tartar de atún con yema de huevo, soja y aceite, el aguacate a la brasa relleno de tartar de atún rojo o cualquiera de sus platos de tomate.

Además, si optáis por pedir algún entrante pero luego tomar un plato individual para cada uno, hay un apartado de arroces, pastas y guisos, pescados cómo el entrecote de atún rojo con romescu o las patitas de pulpo a la brasa con aceite de pimentón y ajos fritos o carnes brutales cómo chuleta de lomo bajo de vaca curada o el pollo picantón asado al carbón y ahumado en mesa con tomillo silvestre.

De postre, no podíamos dejar de tomar la tarta de queso porque es sello de la casa, pero intentaremos probar algún otro en la próxima visita porque todo pinta genial. 

En fin, un sitio que no podéis perderos, incluso para los que piensen que sólo es postureo, porque, al menos en mi opinión, Fanático es mucho más. 

¿Dónde está?

Fanático – Paseo de la Castellana, 43, Madrid – Visita su web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *