Aguas cristalinas y muchos myplaces en IBIZA

Aguas cristalinas y muchos myplaces en IBIZA

Aguas cristalinas y muchos myplaces en IBIZA

Tengo pendiente subiros este post desde el verano pasado que hicimos una súper escapada a Ibiza de lujo.

Entre ola y ola de la pandemia, abrieron las puertas en verano y todos intentamos hacer algo diferente. Nosotros aprovechamos para ir unos días a Ibiza y la verdad que no pudimos elegir mejor fecha.

De cara al turismo en España, hostelería, etc, el verano fue malísimo, pero es cierto, que el verano pasado la isla pudo vivirse más tranquila, sin aglomeraciones y sin jaleos ni altercados.

Aunque no era la primera vez en la isla, hicimos una ruta brutal, volvimos a vivir las playas alucinantes de la isla y disfrutamos de un montón de myplaces que me apetece descubriros y recomendaros, así que, aquí va mi guía ibicenca de cinco días por si os sirve para que vayáis preparando sueños e ideas para este verano.

*Aviso: esta guía es para disfrutones playeros y foodies, no para fiesteros empedernidos 🙂

  • DÍA 1:

Nosotros nos alojamos en San Antonio. No es la mejor zona habitualmente, pero como os decía, el año pasado estaba todo muy tranquilo y es más económico. Igualmente, alquilamos un coche y nos movimos por toda la isla descubriendo sitios impresionantes. 

Muy cerquita de nuestro hotel disfrutamos de Cala Gració y Cala Gracioneta.

No podéis dejar de dar una vuelta por el paseo marítimo y tomar algo en el mítico Café del Mar para disfrutar de uno de los mejores atardeceres que podáis tener.

Por esta zona, os recomiendo sin ninguna duda el restaurante Es Ventall. Cenamos de maravilla y nos trataron genial. Un diez para este sitio. Tienen un patio interior que cuando nosotros fuimos (creo que único sitio sin reserva) ya lo tenían lleno, así que os recomiendo que lo miréis con antelación para que cojáis sitio en él. 

  • DÍA 2: 

Cogimos el coche y pusimos rumbo hacia la Cala de Sant Vicent. Más que una cala, es una playa amplia, sin restricciones de aforo (en principio) y para tumbarte y relajarte. Esta no es de aguas azules cristalinas pero disfrutamos muchísimo la mañana aquí.

Después comimos en The Boat House, a pie de la playa. Un sitio original, completamente marinero y divertido, perfecto para una comida informal compartiendo platos. 

Por la tarde bajamos un poquito hasta la Platja pou d’es lleo donde solo paramos a hacer alguna foto y llegamos hasta la Playa aguas blancas. 

La cena la teníamos reservada en Alma Beach Ibiza ya cerquita de nuestra zona de nuevo. Es un sitio que no podéis perderos. Está a pie de playa y las vistas y el ambiente son espectaculares. Cocina fusión donde interviene Mr Ito Beach (el que conocéis aquí por Sr.Ito). Disfrutamos de la noche muchísimo.

  • DÍA 3:

El tercer día empezó fuerte en Cala Comte. Una de las maravillas absolutas de Ibiza es esta playa. Eso sí, abarrotada hasta los topes, pero sin duda, merece la pena la visita.

Fuimos a comer a Aubergine y os lo recomiendo muchísimo. Un restaurante completamente abierto, muy slow food donde vas a disfrutar del producto y de una comida tranquila aislado del mundo. No pilla de camino de “nada” en concreto, pero allí todo está cerca.

Por la tarde subimos al norte hasta Cala Benirrás. Esta tampoco es de las más destacadas pero está bien. Lo malo es que nos pilló oleada de medusas y apenas pudimos bañarnos. 

La cena la teníamos reservada en Shamarkanda y es otro sitio que nos encantó. Para rematar la noche, nos acercamos hasta el mercado de Las Dalias que eso si que lo tenía pendiente. No compramos nada pero el ambiente es muy guay y mola mucho ver todos los puestecitos.

  • DÍA 4: 

Sa Caleta fue nuestra primera parada. Otra cala alucinante. Nos gustó muchísimo y aunque no es muy grande, al llegar prontito cogimos muy buen sitio. 

La comida la teníamos reservada en Beso Beach. Típico sitio por excelencia que debes conocer. Es caro eso sí, pero tiene un rollazo alucinante y comimos un arroz riquísimo. Merece la pena solo si te apetece vivir la experiencia y conocerlo pero avisado estás de que tendrás que sacar la tarjeta a pasear!

Por la tarde disfrutamos de la Platja de ses Salines e hicimos alguna fotito en Cala Jondal para ir de vuelta al hotel, arreglarnos y prepararnos para la cena. 

Esa noche tocaba Can Bass. Alucinante de nuevo. Un sitio enorme con espacios abiertos y cerrados, con un montón de mesas pero con un ambiente buenísimo donde cenamos de maravilla. 

  • DÍA 5:

Después de dos intentos, el último día conseguimos llegar a la que fue nuestra favorita sin ninguna duda: Cala Salada.

Todo el mundo quiere ir (lógicamente) así que se llena tempranísimo, por lo que si o si, te toca madrugar.

Ese día comimos algo rápido porque queríamos pasar toda la tarde en Ibiza. Hacer turismo por la ciudad principal es un #must. En Ibiza tenéis que pasear por el puerto y subir hasta Dalt Vila para recorrer la muralla y todo el interior.

Ese día cenamos en Sa Vida. Es un restaurante pequeñito pero con mucho encanto así que el cierre del viaje no pudo ser mejor. 

A la mañana siguiente tocaba volver a casa…

En el mapa que os voy a dejar hay muchísimos más sitios anotados. Lógicamente, en cinco días no da tiempo a conocerlo todo pero cómo hice una buena recopilación, al final elegimos lo que más me llamaba.

Igualmente lo tenéis por si vais más días, necesitáis más ideas u os pilla de paso mejor otros sitios que los que yo os he indicado. 

Todos son sitios que vi recomendados en otros blogs, revistas, foros, rrss, etc así que me fío! 

Por supuesto, si tenéis más tiempo, os recomiendo hacer la excursión de día completo a Formentera. En mi visita anterior a la isla alquilamos una lancha y disfrutamos de Formentera desde el agua. ¡Es impresionante!

Yo ya estoy deseando volver a Ibiza. ¿Y tú? ¿Cuándo vas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *