Ya sé que últimamente me ha dado fuerte con la cocina asiática pero no podéis dejar de ir a conocer Duck & Sushi si sois fans de la cocina japo.

Si os digo que el interiorismo corre a cargo del estudio Madrid in Love ya os vais haciendo una idea de por dónde van los tiros. Ese estilo personal, romántico y acogedor es inconfundible.

Según entras, una terraza cubierta acristalada, pero con mucha luz natural y decorada con sombrillas de bambú. A continuación dos salones muy amplios y con techos muy altos, decorados con mucho gusto. Vaya, el sitio perfecto si quieres sorprender a tu pareja o amigos con una buena cena en un sitio bonito y elegante.

En su amplia y variada carta, cobran todo el protagonismo el pato y el sushi aunque hay un montón de opciones para poder elegir. Todo son recetas sencillas pero perfectamente elaboradas y no solo de Japón tienen raíces sus platos; también podrás saborear el estilo chino, coreano, thai o vietnamita en algunos de sus platos.

Como os decía, el pato asado (y de lo más jugoso) es una de sus especialidades y puedes probarlo en platos tan ricos como la ensalada de pato crujiente con aguacate y naranja, los rollitos de magret de pato, las gyozas de pato asado con salsa de ciruelas o los más elaborados pato crispy y el clásico pato a la naranja salteado al wok. Sé que no podréis probarlos todos, pero sin duda, alguna opción de vuestra selección, debe ser un plato con este ingrediente estrella porque está de muerte!!

De su extensa variedad de opciones de sushi, os recomiendo probar alguno de sus especiales rolls como salmón dragon roll relleno de langostino en tempura con aguacate, salmón flambeado y mayonesa japonesa, el duck&sushi crispy roll relleno de magret de pato y pepino cubierto por la crujiente piel del pato o el mar y montaña roll relleno de langostino crujiente envuelto por un carpaccio de ternera flambeada y escamas de bonito.

Otros must de la carta que debéis probar (tendréis que repetir restaurante varias veces para poder con todo!) son las tostadas de arroz japonés crujiente con atún, alguno de sus platos en tempura, el teppanyaki rice (arroz hecho a la plancha japonesa con langostinos, solomillo y huevo), el green thai curry con pollo, verduras, leche de coco y arroz blanc, los buns y los tacos o el sashimi variado. Platos sorprendentes y riquísimos que os sabrán a poco y solo os dejarán con ganas de más.

Ya sabéis que no me gusta irme de ningún restaurante sin darme el caprichito dulce, así que si queréis probar algún postre tienen cosas tan ricas y originales como el surtido de mochis, unas gyozas de manzana asada con helado de vainilla o una tempura de helado que os recomiendo probar.

¿Dónde está?

Duck & Sushi – Calle Sor Ángela de la Cruz, 22, Madrid – Visita su web