Peculiar y diferente. Así es RARO RARE

Tras los éxitos de Bar Galleta y El perro y la Galleta, a comienzos de este año abría sus puertas el peculiar Raro Rare, siendo éste la última inauguración del grupo. Carlos Fontaneda, responsable de los tres restaurantes, ha querido arriesgarse proponiendo algo realmente exclusivo, sofisticado y extravagante.

Como su propio nombre indica, Raro Rare es de todo menos común. Es un sitio peculiar, diferente y muy especial.

Su decoración es realmente acogedora y cálida donde predominan los objetos raros y curiosos de otra época. La madera del suelo y las sillas, las mesas de mármol y latón dorado y las vigas de hierro y madera proporcionan esa calidez. En sus paredes y estanterías puedes encontrar desde frascos de farmacia, bastones o polvoretas hasta una pintura de la diosa Era que preside el salón. La iluminación natural durante el día juega un papel muy importante y por la noche todo se transforma en un ambiente romántico e íntimo con su color dorado.

En cuanto a la cocina, no podía ser menos que original. Abundan los platos crudos o poco hechos y combinan ingredientes, texturas y sabores que jamás te esperarías. Sin duda disfrutarás de una gran experiencia gastronómica.

La carta evoluciona frecuentemente e incorporan nuevos platos de temporada, además de los favoritos del mes de los clientes. La materia prima es de primera calidad y siempre tratan con productos frescos.

Los platos raros son aquellos que no te esperas como por ejemplo la tortilla de patata con chipirones y tinta de calamar, la ensaladilla rusa con merluza, manzana y pesto, los tacos pibil hechos con carrillera, o los rollitos de anguila rellenos de queso.

Los platos rares son esos que cocinan vuelta y vuelta dejándolos casi crudos o semicrudos. Entre ellos destacan los mejillones sweet chilli con cebolla sobre lima, el tataki de dorada ahumada sobre tortita de maíz, el tiradito de corvina con huevas y ponzu o el steak tartar ahumado.

 

Es sin lugar a duda un restaurante que no te dejará indiferente. ¿A qué esperas para probarlo?

¿Dónde está?

Raro Rare – Calle Barceló, 5, Madrid. Visita su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *