Gigi es un restaurante mujer. Pilar Menéndez, responsable de este proyecto, es su representación en carne y hueso aunque como ella misma define, Gigi puede ser ella, o tú o tu madre o tu mejor amiga. Puede ser cualquier mujer que derroche personalidad e independencia. Una mujer fuerte, segura de sí misma y muy femenina.

Pero esto no implica que sea un restaurante solo para mujeres, ni mucho menos. Todo el mundo está invitado a  disfrutar de esta estética y sabores únicos en un lugar realmente acogedor y agradable.

Con unos meses de recorrido, Gigi se sitúa en pleno barrio de moda: Chamberí, y en un horario de 09:00 a 16:00 y de 20:00 a 02:00 te ofrece desayunos, comidas, meriendas y cenas y un brunch recientemente incorporado para los fines de semana con platos que te acercarán más aún a la cocina internacional y reconocida de Gigi.

Cuenta con una decoración muy cuidada al frente del estudio de arquitectura de Marta Auyanet y Pedro González ofreciendo un ambiente íntimo y elegante.

La fachada es una gran cristalera por lo que entra una luz muy agradable.

Todo el interiorismo es cálido y con mucho encanto donde podemos ver desde paredes de ladrillo visto, mesas de mármol, suelos de cerámica y grandes espejos, hasta unos asientos de mimbre y sofás tapizados en terciopelo.

Los detalles son desde luego muy importantes en Gigi. Solo hace falta ver su carta en forma de diario o la presentación de la cuenta.

¿La carta? Pues clara y concisa. Breve pero intensa. Dinámica y con platos de temporada. De ella se han encargado el chef Fernando Alcalá y Clara P.Villalón y apuestan por una cocina mediterránea y sofisticada con muchos toques exóticos ofreciendo siempre la máxima calidad en sus productos y unos sabores riquísimos.

Algunos de sus platos más reconocidos son la famosa tortilla Gigi o las croquetas en cuanto a los entrantes y el jarrete de cordero, cualquiera de sus arroces o las albóndigas de merluza en los platos principales.

El steak tartar estaba también delicioso y la receta de garbanzos era de lo más original.

Muchos de estos platos son aptos para celiacos ya que tienen muy presentes las posibles alergias o intolerancias.

Su postre estrella, la tarta de queso. Fluida y exquisita. Sin duda, una de las mejores que he probado.

Todo se acompaña con un buen vino ya que Gigi apuesta por una bodega diferente y poco habitual que sorprende gratamente y que complementa perfectamente su oferta gastronómica.

También disponen de menú de mediodía por 14,90 € que publican diariamente en su perfil de Facebook y que seguro te encantará.

Equipazo con el que cuenta Gigi, ya que desde su responsable Pilar, pasando por cada camarero hasta el propio chef Fernando, son muy amables, agradables y te ofrecen una atención de 10.

¡Deseando repetir!

¿Dónde está?

Gigi Meet me Bar – Calle Luchana, 13, Madrid – Visita su web