Hace muy poquito asistimos a la inauguración del nuevo restaurante del Grupo Lalala: La Retirada. Organizaron un evento con un ambientazo increíble que disfrutamos muchísimo.

El Grupo Lalala cuenta ya con grandes conocidos en Madrid como La Lianta, La Charla, La Malcriada o La Mamona, situados en puntos claves madrileños. Con la apertura de La Retirada, se siguen haciendo fuertes como uno de los grupos más consolidados del mundillo gastro de la capital.

La Retirada, con un ambiente muy informal, moderno y cosmopolita, es perfecta para comidas o cenas diarias, para una celebración con amigos un fin de semana, un aperitivo a medio día o incluso para comidas de empresa o de negocios.

El restaurante se divide en dos plantas: la parte de abajo es una maxi cervecería, típica del grupo, con dos grandes barras donde nos muestran sus productos, mesas altas y sillas cómodas. Esta zona, con una decoración llamativa y moderna, es perfecta para una cerveza con un buen aperitivo, una comida o una cena más informal.

En la planta superior se encuentra el colorido salón, donde también cuentan con un espacio más íntimo y reservado perfecto para una cena o comida en grupo. Elegante y acogedor con un punto muy cool y divertido que te entrará por los ojos.

Su carta tiene toques asturianos y un gran mimo por la materia prima, siempre utilizando productos de primera calidad. El rey de la cocina es su horno Josper que nos permite probar unos cortes de carne al carbón increíbles.

En la inauguración pudimos probar platos como el jamón ibérico o las croquetas en un primer cóctel en la planta de abajo (brutales las croquetas de boletus).

Después, pasamos a la cena y probamos entrantes como los pimientos asados al carbón con ventresca, los arenques marinados con aguacate y aceite de arbequina o el pulpo a la brasa con mojo rojo y papas arrugás.

De segundo, y para probar un poquito de todo, mar y montaña: steak tartar de vaca con tostas de pan y un pescado tremendamente bien cocinado.

Para rematar la noche, de postre cookie con helado y sopa de fresones también con helado de vainilla y unos cócteles y copas con ambientazo joven y desenfadado.

No puedo terminar el post, sin destacar el servicio, la atención y la amabilidad del personal. ¡Nos trataron como reyes!

¡Este sitio es un must os lo aseguro!

¿Dónde está?

La Retirada – Calle Doctor Castelo, 26, Madrid – Visita su web