Para quitarse el sombrero: SINSOMBRERO

Sinsombrero ha sido una de las últimas aperturas gastro más sonadas de Madrid. En un abrir y cerrar de ojos se ha convertido en el restaurante de moda de la capital.

El espacio es espectacular: espectacularmente grande y espectacularmente bonito. Una bonita entrada con algunas mesas bajas y  una pared llena de sombreros haciendo guiño a su nombre.

A continuación el salón principal, enorme y con una barra central claramente protagonista en la que podremos disfrutar de su increíble oferta de cócteles (clásicos y de autor) desde el aperitivo al afterwork. Además cuentan con un espacio “oculto” para eventos y celebraciones más privadas.

Tiene una cuidada decoración inspirada en los años 20 en versión modernizada y una luminosidad perfecta con grandes ventanales con vistas a la Castellana. Una chimenea en el salón central, showcooking… ingredientes perfectos para disfrutar de la experiencia Sinsombrero.

La propuesta gastro, a cargo del cocinero Javier Goya (restaurante El Triciclo) como asesor gastronómico, se basa en recetas sencillas y auténticas con producto de temporada de la mejor calidad. También buscan sorprendernos con elegancia y creatividad con platos súper bien preparados y muy ricos ejecutados por el chef Pedro Gallego. Su manera de mezclar y combinar sabores también es para quitarse el sombrero.

La carta comienza con “clásicos de siempre” y platos tan ricos como las croquetas cremosas de jamón ibérico o el tartar de solomillo ibérico. Podemos continuar con el apartado “un buen comienzo” y probar el ceviche mediterráneo, el linguine con albóndiga de buey con salsa de tomate y albahaca o la lasaña abierta de ajoarriero de marisco y bacalao cremoso que está buenísima y es muy sorprendente.

A continuación nos encontramos los “Guisos para quitarse el sombrero” con opciones como los callos o la brutal albóndiga de buey con sepia fresca y su tinta y puré de patatas.

Por supuesto pescados frescos como la merluza de pintxo con salsa verde, el marmitako de pez limón o el txipirón fresco a la plancha con escabeche marino, hinojo y limón y un apartado de espectaculares carnes con opciones de diez como el chuletón, solomillo o lomo de vaca rubia gallega.

Ya sabéis que hay quedar siempre un huequito para el postre. Lo cierto es que pediría todos pero por destacar alguno: la tarta de queso cremosa con helado de frutos rojos, la torrija brioche con helado de almendra o el pan con chocolate, sal y aceite.

¡Yo me quito el sombrero!

¿Dónde está?

Sinsombrero – Paseo de la Castellana, 4, Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *