Nuevo #must: LA FONDA LIRONDA

Nuevo #must: LA FONDA LIRONDA

Nuevo #must: LA FONDA LIRONDA

Si algo ha sonado muy fuerte en el cierre del (maldito) año 2020, han sido las nuevas aperturas del Grupo Carbón Negro: La Fonda Lironda y El Castizo de Velázquez.

De momento solo hemos conocido La Fonda Lironda, así que, solo puedo hablar en primera persona de este (ya sabéis que no recomiendo cosas que no conozco!).

Desde que fuimos a Carbón Negro, no sé cuantas veces lo habré recomendado. ¡Nos encantó! Así que teníamos expectativas altas con las nuevas aperturas y se cumplieron de sobra!

El restaurante es una pasada. Cocina vista, un montón de mesas y espacios a distintas alturas. Rincones con más luz natural, otros con menos y más íntimos. Un maniquí y un dj. Una barra espectacular. Una rampa desde la que poder admirar todo el restaurante… En fin, de los sitios en los que tardo un buen rato en sentarme porque no dejo de fotografiarlo todo. 

Se nota que la decoración y ambientación está muy cuidada y bien elegida. De verdad que es muy bonito y me parece importante destacar también el servicio y la atención porque fueron súper amables y nos tuvieron muy en cuenta todo el tiempo.

En cuanto a la carta, pues un montón de platos deliciosos de los que no sabes cuál elegir.

En los apartados de entrantes, verduras y huevos pues destacados como el menage a trois de Santoña (una anchoa en salazón, boquerón en vinagre y piparras encurtidas), el tartar de atún en tacos con aliño de aceite de oliva y soja y un huevo frito, el steak tartar con cecina curada, patatinas fritas y tostaditas, la alcachofa de Tudela a la parrilla o el plato de dos huevos fritos, carabinero y boletus a la brasa. 

A continuación, están los arroces, pastas y guisos con platos cómo la fideuá a la sartén con  gambas, calamares y verduras crujientes, las albóndigas de ternera y cerdo ibérico guisadas con patatinas fritas o el delicioso (y súper recomendable) arroz de pulpo a la brasa y alcachofas, cremoso y servido dentro de un queso curado. 

Por supuesto hay pescados y carnes donde destacaría el tarantelo de atún rojo, el pollito picantón asado en horno de carbón o el solomillo de vaca salteado a la sartén con ajos confitados y romero. 

Vaya, que yo ya estoy deseando volver para seguir probando el resto de platos de la carta que me quedé sin probar!

De postre, no tuvimos dudas y pedimos la famosa tarta de queso cremosa del grupo Carbón negro. Una vez más, nos pareció brutal pero otros postres caseros y que me quedé con muchas ganas de probar son la tarta de praliné de chocolate o la torrija de croissant, así que las tengo apuntadas para futuras ocasiones. 

En La Fonda Lironda también cuentan con una buena carta de vinos y cócteles además de carta de desayuno y de picoteo. Para que no tengas excusas y puedas ir en cualquier momento del día!

Un #must sin duda esta nueva apertura del grupo Carbón Negro.

¿Dónde está?

La Fonda Lironda – Calle de Génova, 27, Madrid – Visita su web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *