No os perdáis la gastronomía de SANDÓ

No os perdáis la gastronomía de SANDÓ

No os perdáis la gastronomía de SANDÓ

No os hacéis una idea de lo que hemos disfrutado de nuestra comida en el restaurante Sandó. 

En pleno centro de Madrid, un poquito escondido detrás de la Gran Vía se encuentra el Hotel Santo Domingo y en su interior, el Restaurante Sandó. Un espacio perfecto para saborear una gastronomía con toque de autor gracias a los platos creados por el chef Isaac Fernández. 

La sala es preciosa, con un toque elegante y romántico que consigue crear un ambiente súper agradable y relajado. Además cuenta con un semi reservado inundado de luz natural gracias a su cristalera para 12 comensales y un reservado para 18 perfecto para celebrar eventos más íntimos. 

Su carta se ha renovado hace muy poquito (aunque siempre permanecen sus platos estrella) y el chef aprovecha lo mejor del mercado y de la temporada para deleitarnos con sabores espectaculares y elaboraciones súper cuidadas. Abundan las setas, la caza y pescados deliciosos. 

En los entrantes, platos tan ricos y originales como las croquetas de zanahoria y calabaza con un toque de yogurt, la ensalada de arenques con naranja y vinagreta de vodka, los puerros en escabeche asiático y caviar de tomate, la ensaladilla clásica con boquerones caseros o la ensalada de setas escabechadas con bacalao ahumado y sal de tomate y aceituna negra. 

Un apartado importante lo compone la casquería. Reconozco que no soy precisamente fan de este tipo de platos, pero mi más uno, experto en estos platos me dijo que estos callos y oreja en salsa kimchi eran de los mejores que había probado! 

En los platos de caza destacan la ensalada de codorniz escabechada con brotes tiernos acompañada de pera al vino, el arroz meloso de paloma torcaz y morcilla, el lomo de ciervo con frutos secos y estofado de níscalos o unas exquisitas albóndigas de caza con salsa de chocolate azteca. 

No os quedéis sin probar un pescado como los buñuelos de bacalao con muselina ibérica (bueníííísimo!!) o la merluza con crema de manzanas a la sidra y tallarines de lombarda. 

Y si habéis llegado hasta aquí, no podéis dejar de lado el postre. Delicias dulces como la torrija con helado de su propio jugo, la tarta de queso con quesos de Madrid D.O o el riquísimo brownie con helado de cerveza para los más golosos. 

A tener en cuenta que todos los celiacos son bien recibidos en Sandó y en la carta todos los platos están perfectamente señalizados e indicados para que todos podamos disfrutar.

¿Os lo vais a perder?

¿Dónde está?

Restaurante Sandó – Calle de Isabel la Católica, 2-4, Madrid – Visita su web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *