Más que recomendable: LA BORDA DEL MENTIDERO

Desde que El Grupo Mentidero abrió la Borda, su último restaurante, llevaba queriendo ir a conocerlo. 

Cuando en mi familia hay celebraciones de algún tipo, siempre me dejan elegir el sitio así que el pasado día de reyes lo tuve claro y fuimos a comer a La Borda del Mentidero.

Creo que no pudimos elegir mejor. A todos nos encantó: el entorno es espectacular (hacía un día increíble de sol y eso ayudaba mucho), el restaurante es precioso, súper amplio e increíblemente bien decorado, la comida es de 10 y la atención más de lo mismo. 

Cuando vas a La Borda (justo al lado se encuentran también La Sal y Las Brasas del Mentidero) tienes la sensación de estar haciendo una escapada al campo. Naturaleza, paisaje verde, alejado del centro de la ciudad… es perfecto para desconectar totalmente. 

Lara y Borja son los creadores de este grupo gastro. Empezaron con el catering, con el restaurante Mentidero & Gin, luego surgió La Sal, Las Brasas y por último La Borda del Mentidero. Todos destacan por la elegancia y el buen saber hacer seleccionando siempre los productos y los proveedores con la mejor garantía y aplicando a todo lo que hacen un cariño extremo.

En La Borda el escenario es una pieza clave. Además del entorno como os comentaba con huerto y unos jardines preciosos, el restaurante sigue un proyecto de interiorismo impecable. 

Cuentan con un local grandísimo dónde lo primero que ves es una espectacular barra y la cocina abierta con parrilla vista. Después cuentan con varias zonas diferenciadas: A la derecha está la terraza interior con bastantes mesas, súper luminosa y con un estilo de invernadero (y un techo difícil de olvidar), una zona de chimenea con sofás para reuniones más intimas y un comedor en la planta superior, abuhardillado y con amplitud y la elegancia del resto del proyecto. 

La decoración muy elegante. Utilizan materiales rústicos y mucha luz natural lo que da al espacio un ambiente rural de casa de campo espectacular. 

La carta de La Borda está basada en productos naturales donde llevan casi directamente el campo a la mesa.

El protagonista de La Borda es el solomillo en sus distintas variantes: vaca vieja, tomahawk o steak tartar preparado en mesa. Buenísimo también el magret de pato campero.

De su propio huerto recogen cada día las hortalizas de primera calidad para crear platos como la parrillada de verduras con romesco casero, la menestra de verduras con crujiente de jamón ibérico o la variedad de tomates de la huerta. 

Otros platos muy destacados de la carta son los guisos como el estofado de rabo de toro deshuesado con puré de patatas o callos y lentejas con papada y los gratinados al horno como el canelón de perdiz o la sopa de cebolla

Para compartir os recomiendo también probar los boletus a la brasa con foie y yema de corral o la tortilla abierta de bacalao, cebolla caramelizada y piparras. 

En la parrilla vista, además de las carnes se cocinan pescados buenísimos como el rape asado al carbón con vinagre de sidra, el carabinero XXL o el lomo de atún rojo

Y por supuesto, aunque ya estés a punto de explotar, no puedes irte sin probar un (o unos) postre: la tarta de queso (de las de podio), la torrija, la tarta de chocolate, la cookie al horno con helado de vainilla… Un placer para los sentidos! 

En La Borda además cuentan con productos gourmet y foodies: desde utensilios de cocina (y velas!) hasta su selección de anchoas y salsas. También son el grupo perfecto para organizar celebraciones privadas, eventos y bodas. No se me ocurre un marco mejor! 

Más que recomendable: La Borda del Mentidero.

¿Dónde está?

La Borda del Mentidero – Ronda de la Comunicación, 5, 28050 Madrid – Visita su web.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *