Marineros resaláos, todos a LOBITO DE MAR!

Marineros resaláos, todos a LOBITO DE MAR!

Marineros resaláos, todos a LOBITO DE MAR!

No sé vosotros pero yo intento celebrar cada mínima ocasión y en la última celebración que tuvimos mi chico y yo, fuimos a conocer el nuevo Lobito de Mar de Dani García en Madrid.

Era algo que tenía pendiente desde que abrió sus puertas (por fin) en la capital, así que no dejamos pasar de largo la oportunidad. 

Lobito de Mar nos acerca un poquito la playa y el mar a Madrid. Como ellos mismos se definen: “Es la frescura del mar en la selva urbana. Un chiringuito urbano y un bar resalao ala vez. Un paraíso marítimo” y tiene mucho de razón. 

No conozco los restaurantes de Dani García de Marbella pero si conocía Bibo y al igual que en éste, Lobito impresiona según entras. El espacio es alucinante, enorme y muy bien decorado. 

La protagonista en la entrada es la barra donde podemos ver expuesto el producto., En una primera altura hay un comedor con varias estancias y mesas bajas con bancos corridos y todo en tonos tierra y teja. Por si fuera poco, en la planta baja, otra sala grande para muchos comensales más y todo eso sí, muy resalao y con un ambiente de lo más marinero. 

También cuentan con una terracita climatizada así de bonita.

El protagonista de Lobito es el producto. Siempre procuran encontrar los ingredientes más frescos para traerlos a la mesa y deleitarnos con ese rico sabor a mar que Dani García lleva por bandera. 

Cuentan con dos cartas diferenciadas: para todos los gustos y bolsillos. 

En primer lugar, la carta del bar con platos y tapas perfectos para compartir. La ensaladilla rusa, la papa aliñada con tartar de atún, el pulpo a la gallega o a la brasa, cualquiera de sus deliciosos briochés, ostras, almejas, salmonete, gamba blanca de Málaga (en sus distintas cocciones) y la oda al atún, como no podía ser de otra forma, disponibles tanto en la carta de barra como en la del restaurante. 

En la carta más elaboradas hay un sinfín de creaciones deliciosas que os harán dudar por elegir una u otra.

Destacan entrantes como el guacamole terminado en mesa con gamba frita de cristal, la tortilla también acabada en mesa deliciosa o las setas de temporada.

Pescados tan ricos como el lenguado, el mero negro o la lubina de Conil y mariscos como los carabineros XXL, las cigalitas, la gamba blanca, el bogavante o la langosta

Como buen “chiringuito playero” que se precie, nos ofrecen las frituras resalás con platos como los buñuelos de bacalao, el calamar en anilla frito, las puntillitas fritas o las pescadillas y por supuesto unos arroces para quitar el hipo: arroz meloso de bogavante, ahumado al sarmiento de pollo coquelet, de anguila, lardo y alga nori ahumado al sarmiento…

Y como ya os anticipaba en la carta de barra, la oda al atún rojo: surtido de crudo con sashimi descargamento, sashimi de toro, tartar o´toro y tartar descargamento picante; el tartar dúo de atún (ventresca y descargamento) (también en formatos individuales), el carpaccio de chuletón de atún o el t-bone de atún a la parrilla.

Y para los postres… solo os dejaré esta foto de la riquísima tarta de queso pero bien merecerían una visita aparte solo para poder degustar un poquito de cada! 

¿Dónde está?

Lobito de Mar – Calle de Jorge Juan, 10, 28001 Madrid – Visita su web

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *