Gran Vía, 1: LA PRIMERA

Este año tenía un montón de opciones increíbles para celebrar San Valentín pero al final elegimos La Primera, que llevábamos mucho tiempo queriendo conocer y fue un acierto sin duda.

En plena Gran Vía, en el mismísimo número 1, en el emblemático edificio Grassy, se ubica este restaurante cuyo nombre hace referencia precisamente a su localización.

Se trata del último restaurante del Grupo Cañadío en Madrid. Paco Quirós comienza su andadura gastro con el restaurante Cañadío en Santander y después con su apertura en Madrid. Más tarde, en 2013 y ya junto a Carlos Crespo, vino La Maruca. En el año 2015, llegó su proyecto más mimado y ambicioso, La Bien Aparecida. Por último, ya en 2016, nace La Primera, cuyo concepto sigue la línea de Cañadío y La Maruca pero con un plus de sofisticación tanto en el local como en el recetario.

La entrada al espacio está a pie de calle donde te dan la bienvenida, pero el ¡WoW! te sale cuando subes la gran escalera. Nos encontramos ante una gran sala con una barra central y a continuación distintos espacios más reservados e íntimos con gran cantidad de mesas bajas. Todo el restaurante tiene unas vistas increíbles de la Gran Vía.

Nos encontramos ante una cocina elaborada y tradicional pero con toques desenfadados y cosmopolitas. Modernos y muy del hoy y el ahora. Una de esas cartas apetecibles para todos: madrileños, nacionales y turistas internacionales que frecuenta tantísimo esta zona.

Alguno de los platos más destacados de La Primera son la tortilla de patata,las anchoas de Santoña, los buñuelos de bacalao, el pudin de cabracho o el pastel de queso. ¡Buenísima cualquier opción!

A continuación, encontramos en su carta espacio para las verduras donde destaca la menestra con jamón o las alcachofas de temporada, los platos con huevo como el revuelto de picadillo de Potes y un  rincón muy llamativo de arroces y pastas.

Del mar, nos ofrecen grandes pescados como la merluza de Rula o a la meuniere y de la tierra, carnes brutales como el cordero al horno deshuesado, el tartar de novilla o el jarrete de cerdo asado con puré de patata.

De postre, no hay duda: La tarta de queso de “Cañadío”. Todos los postres son caseros y muy buenos, pero la tarta de queso es una de las mejores de Madrid, se encuentra en mi TOP 5 personal (y en el de muchos otros) y es para morir de lo rica que está, así que, pedid uno, dos o todos los postres de la carta, pero incluid siempre la tarta!

Por último solo avisaros de que La Primera está abierto desde la mañana para empezar el día con un buen desayuno y abre hasta las copas de después de cenar. Horario non stop!

¿Dónde está?

La Primera – Calle Gran Vía, 1, Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *