Fusión japo-caribeña en NAKAMA

De japo en japo y tiro porque me toca, pero esta vez… uno que tenía muuuuchas ganas de conocer. El nuevo Nakama en la calle Sagasta viene con la propuesta triunfadora de la sede original en Las Rozas y os aseguro que es un japo de los TOP.

En Nakama te quedas maravillado con la decoración, el equipo es buenísimo y te atienden de lujo y comes o cenas de maravilla. El típico pack completo de los sitios que de verdad merecen la pena.

El restaurante es de lo más alegre y colorido que he visto en mucho tiempo. Predominan los azules y naranjas y no podrás parar de hacer fotos a cada rincón. Todo el interiorismo lo han diseñado ellos mismos sin ayuda de ningún estudio profesional y la verdad que lo han dejado precioso. 

Su propuesta gastronómica fusiona la cocina japonesa con la cocina mediterránea y caribeña y elige lo mejor de cada una de ellas para cada uno de sus platos. Buscan la calidad, la excelencia y sin duda la perfecta puesta en escena de cada una de sus creaciones.

Juegan a combinar el plato japonés por excelencia, el sushi, con sabores y toques del mediterráneo o del Caribe. Todos los platos que he podido probar son más que recomendables pero tiene #musts como en todos los sitios.

Os van a parecer demasiados así que tendréis que ir varias veces… Podéis probar platazos como el ceviche de pez espada con salsa de guayaba y aguacate, la tempura de boquerones en miso blanco, los nakitos de arroz crujiente, los rolls como el california, el Kardashian (si si, como lo leeis), el Noruego, el Tsunami, el tartar roll o el Elvis, brutales los nigiris de atún o salmón flambeados con salsas deliciosas o los makis, las costillitas de cerdo con salsa barbacoa  o, ya, fuera de carta y sujeto a disponibilidad, gyozas de rabo de toro o wagyu. ¿Qué os parece? 

La fusión se extiende a la carta de postres, la de vinos donde consiguen un maridaje ideal con cada plato y a la extensa y variada carta de cócteles donde realizan combinaciones más tradicionales, y otras en las que mezclan sakes, whiskies, ginebras japonesas o incluso rones de Venezuela y Jamaica. En palabras textuales ellos nos cuentan que “se trata de creaciones signature que solo se encontrarán aquí y que están especialmente diseñados para despertar los sentidos y para disfrutar antes o después de sentarse a la mesa”.

A Nakama se viene a disfrutar, de eso no hay duda. Abre de lunes a sábado de 13.30 a 16.30 y de 20.30 a 02.00, así que es el lugar perfecto para empezar y alargar un poquito el comienzo de la noche. De lunes a viernes podemos elegir entre un menú del día por 15€ o menú degustación con seis platos por 40€ por persona.

#timestoppingfood

¿Dónde está?

Nakama Sushi Bar –  Calle de Sagasta, 23, Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *