La seña de identidad del nuevo Navare Bar es BBB: Bueno, bonito y barato. Un bar de los de siempre, calentito y acogedor, nada de fusiones ni extravagancias raras, pero donde te sientes como en casa.

Así nació Navare. Con la intención de buscarse hueco entre la gente del madrileño barrio de Almagro, sin más pretensiones que las de ofrecerte un trato excelente, una comida rica y de calidad y un espacio fresco y luminoso donde predomina la madera natural, el ladrillo visto y la claridad en todos sus puntos. No espera ser uno de los bares cool y trendy de Madrid, simplemente ofrece su esencia de tradición y cercanía que a veces nos hace mucha falta.

Desde que pones un pie dentro, José, su dueño, te acoge como si fueras de la familia. Quieren complacerte y se preocupan de que todo esté a tu gusto en todo momento.

Navare abre desde las 7 de la mañana hasta la noche, así que es perfecto para cualquier hora del día. Un buen desayuno, unas cañas a media mañana o media tarde, un rico menú diario para comer o una buena cena en familia o con amigos.

En la carta, platos de temporada y con muy buena materia prima. Alguno de los más destacados son los huevos de granja con gambas, el salmorejo, el pulpo a la parrilla sobre parmentier y su espectacular burrata fresca con tomates confitados y canónigos.

De carnes tienen una deliciosa carrillera de cerdo ibérico glaseada en su propio jugo y parmentier trufado o el steak tartar y en los pescados algunos must como la brandada de bacalao con pimientos del piquillo confitados y caramelizados o la corvina con mouselina de ajos negros y verduritas de temporada.

No pierdas de vista los postres, porque la tarta de queso está increíble.

Además, ofrecen opciones para celiacos e intolerantes y es dog friendly. ¡Un auténtico todo en uno!

¿Dónde está?

Navare Bar – Calle Rafael Calvo, 29, Madrid