La reina de las azoteas madrileñas: TARTAN ROOF

La aventura de Azotea Grupo comienza en el año 2013 con la apertura de la Azotea del Círculo de Bellas Artes en Madrid así como su restaurante, Tartan Roof. Su última apertura, Picalagartos Sky-Bar, se convierte de nuevo en una de las azoteas imprescindibles para madrileños y turistas.

Despacito y con buena letra… Os contaré primero todo lo que debéis saber para una visita obligada a Tartan Roof.

Increíble pero cierto, aún era una de mis asignaturas pendientes, pero por fin, hace poquito mi chico me preparó noche sorpresa y me organizó una cenita en el cielo de Madrid, así que no se me ocurre nada mejor que “dedicarle” este post y agradecerle su paciencia, su colaboración y sus ganas de hacerme feliz buscando estos sitios taaaan myplaces que me encantan 🙂

El restaurante de la azotea del círculo de Bellas Artes lleva años dando guerra, en el buen sentido, claro. Ofrece sin duda una de las mejores vistas (increíbles tanto de noche como de día) de Madrid desde uno de los edificios más emblemáticos. 360 grados de panorámica sobre los tejados de Madrid.

El centro cultural acoge actividades y exposiciones con temáticas de lo más variadas: desde artes plásticas hasta el cine pasando por la literatura, la ciencia, la filosofía o las artes escénicas. También se celebran aquí algunas de las fiestas madrileñas más populares, proyecciones de cine, presentaciones y talleres.

En la séptima planta del centro cultural se encuentra el rooftop y el restaurante Tartan Roof.

La decoración corre a cuenta del estudio Cuarto Interior y la máxima de todos los elementos es que se disponen de tal forma que el cliente nunca está de espaldas a las vistas de Madrid. Todo el mobiliario, que incluye piezas de diseño, tiene aire vintage e industrial y le dan ese toque tan personal a la azotea.

Una vez que ya has alucinado con el espacio, puedes seguir disfrutando con su gastronomía que viene de la mano del chef Javier Muñoz – Calero.

Su propuesta, muy de la tierra, nos ofrece platos y tapas de toda la vida versionados por el chef. La oferta comienza con las conservas, salazones y encurtidos como las anchoas del Cantábrico o las sardinillas picantes; ibéricos, embutidos y quesos y continúa con platos de picoteo como las patatas bravas crujientes o las croquetas cremosas de jamón.

A continuación hay una amplia selección de productos de la huerta. El plato de verduritas de temporada estaba bien rico y el tomate de temporada con pilpil de su vinagreta, cebolleta, ventresca y alcaparrón también. Por último, la selección de platos del mar y de la tierra: pulpo a la brasa tibio con mayonesa de aceituna negra de Aragón, bonito mi-cuit macerado, secreto ibérico de bellota o el taco de lomo de vaca vieja son algunas de las opciones más TOP.

No puedes perderte de postre la sopa fría de cereza y bergamota con yogur cremoso ni la taza caliente de bizcocho semilíquido de chocolate, tofe y chantilly con licor de café. ¡Riquísimos!

La azotea está abierta al público desde la hora del desayuno hasta la madrugada para que puedas disfrutar también de los cócteles y copas de su carta. Vaya, que no es una terraza cualquiera más; la unión entre espacio y gastronomía alcanza niveles que pocos sitios pueden conseguir.

¿Dónde está?

Tartan Roof – C/Marqués de Casa Riera, 2 , Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *