Fenómeno “Ponzaning” II: LA MALCRIADA, LA LIANTA y FURTIVOS

Vuelvo a la carga con el fenómeno Ponzaning. Ya os hablé de algunos sitios en este post y aquí os dejo algunas recomendaciones más de sitios de esta calle que me encantan!

  • LA MALCRIADA Y LA LIANTA

El Grupo Lalalá se extiende por Madrid como la espuma y es que, La Malcriada y La Lianta es de los mismos creadores que La Retirada del cuál os hablé hace poquito en este post.

Ambos locales se encuentran en Ponzano y son sin duda, dos de los places to be de una de las calles con más fama gastronómica de Madrid.

Dos cervecerías modernas con una decoración innovadora y diferente que triunfan por las cañas y las cenas informales en un ambiente divertido y espontáneo.

En su carta destacan platos de siempre y tradicionales pero con un toque especial que les da ese sabor indiscutible.

Raciones con producto de alta calidad como las rabas o los huevos estrellados en La Malcriada y el jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo al momento, la famosa tortilla de Doña Feli o su riquísima ensaladilla rusa en La Lianta.

Su ambiente afterwork o nocturno también merece la pena conocerlo ya que puedes alargar la comida y la cena o ir a tomar unas copas.

La Malcriada además cuenta con una sala en la parte de abajo perfecta para reservas de grupos de hasta 12 personas donde puedes organizar tus celebraciones más especiales.

  • FURTIVOS

Si de repente lo que te apetece es producto del norte, pero estás en Madrid, Furtivos es tu sitio. Con alma gallega y viajera, y con la experiencia que le han dado otras cocinas como Lúa, StreetXO o Barra Atlántica, Pucho Ladín viene a dar mucho de que hablar en esta taberna.

El espacio no cuenta con manteles blancos y servilletas de tela, nada de protocolos. Aquí podrás disfrutar de un tapeo informal y de calidad en su barra y mesas altas de una forma delicada y con mucho gusto.

Está decorado con una red de cuerdas bajo un techo azul marino, suelo hidráulico como el de las tabernas del norte, azulejos blancos y jaulas de pesca en el escaparate. Nada de manteles blancos y servilletas de tela.

Se trata de una carta breve, pero muy buena que varía casi a diario (en función de los productos que encuentran en la lonja) con platos muy al estilo Landin pero en su versión más original y creativa. Y esta es su principal diferenciación con otros gallegos de Madrid, además de poder tomar productos tan buenos a un precio razonable.

Muy buen marisco, como unos buenos percebes no suelen faltar en su carta, así como berberechos al vapor o navajas.

Otros platos que puedes encontrar son el delicioso pulpo a la plancha con ajada de pimentón y cachelos, las zamburiñas, las vieiras con leche de coco al aire de maracuyá  marcadas en plancha y con ese punto exótico de la fruta. Un bonito con un punto de frescor en las fresas y con una original textura gracias a la lechuga que se utiliza a modo de taco o el salpicón de bogavante con emulsión de coral y mayonesa de tomate seco. No todo es marisco y pescados. Puedo asegurarte que si pruebas la croca de vaca vieja con cachelos no te arrepentirás.

Cuentan con un vino propio, “Furtivos”, que se trata de un albariño suave y afrutado y que marida perfectamente con todos los platos de su carta.

¿Dónde están?

La Malcriada – Calle Ponzano, 38, Madrid – Visita su web

La Lianta – Calle Ponzano, 10, Madrid – Visita su web

Furtivos – Calle Ponzano, 52, Madrid – Visita su web

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *