Explosión Thai en BANG COOK FOUNDATION

Desde que probé Bang Cook Foundation, entró en el TOP 5 de mi lista de sitios chulos y originales, donde se come muuuy rico y diferente y donde el ambiente es de 10. Así que, cuando últimamente me piden recomendaciones, siempre hablo de este restaurante Thai.

Bang cook es el hermano canalla y transgresor de Silk & Soya, el restaurante de comida tailandesa que lleva dando guerra más de una década en Madrid. Bang Cook es Thai & Music & Drinks, como ellos mismos se definen. Más callejero y fresco. Es un lugar donde puedes ir a comer con tus amigos, llevar a tus compis de trabajo de afterwork o cenar con tu pareja. Sin reglas ni límites. Ve cuando quieras y con quién quieras.

El restaurante cuenta con dos plantas y la decoración es protagonista absoluta en ambas: sorprendentes y llamativos letreros luminosos, ilustraciones que ocupan paredes completas, mucha madera y un claro protagonista color rojo. En la planta de abajo, disponen de mesas bajas, una barra y una mesa alta central. Un ambiente más informal perfecto para cenas, afterworks, cócteles y copas. En la planta superior, un salón comedor con ambientazo rompedor igual que abajo, pero algo más íntimo.   

Respecto a su carta, y aunque es un restaurante tailandés, su cocina está fusionada con otras culturas. Mucho color, sabor y unos cocktails espectaculares son los puntos fuertes de Bang Cook. Se puede comer bien y beber mejor.

Probamos cosas tan ricas como el Sweet chicken Bao (un trío de baos de pollo sweet con cebolleta china y cilantro), el Bibimbap (plato típico de la cocina koreana con una mezcla de arroz, verduras, carne y huevo), por supuesto el clásico de la cocina tailandesa Pad Thai (tallarines de arroz salteados al wok con salsa de tamarindo, cacahuete y lima), el Atún Tataki asado sobre plancha de hierro y marinado en salsa de sésamo o el Ped Crob que es pato deshuesado con parmentier de patata al kimchi y una suave salsa de tamarindo.

No sabría decidir cuál me gustó más, bueno igual el Bibimbap y el Pad Thai fueron los que encabezaron la lista, pero solo sé que ya quiero volver para seguir probando cositas de su carta.

De postre no pudimos resistirnos a probar el Matcha Passion que es una tarta de bizcocho de té matcha con una cremosa capa de queso y el Thai Brownie caliente de chocolate, caramelo y nueces aromatizado con té chai y acompañado de helado de sésamo negro.

Como venía avisando, los cócteles son un must de Bang Cook así que cerramos la noche probando los originales Thai Tonic, Bangcooklada y el Red Siam (y no os descubro de qué era cada uno para que sea un poco más sopresa!)

¿Dónde está?

Bang Cook Foundation – Calle General Martínez Campos, 43 – Madrid – Visita su web

2 thoughts on “Explosión Thai en BANG COOK FOUNDATION

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *