¿Queréis saber dónde podéis pasar una perfecta noche de verano? En la terraza de La Sabina, en la Moraleja. Pertenece al grupo Larrumba, así que el éxito está asegurado. (En el complejo Rumbo Aravaca, por si os queda más a mano, también podéis disfrutar de este restaurante).

Se trata de un restaurante de cocina mediterránea, donde su principal protagonista es el arroz (que igual no es tan “típico” o recomendable tomarlo para cenar) pero así ya tenéis dos oportunidades de ir: una comida para probar alguno de los múltiples arroces de su carta y una cena para disfrutar de esa terracita, en un ambiente relajado y algo alejado, aunque sea por un día, del caos del centro de Madrid.

La Sabina, ambientada en las islas mediterráneas con la utilización de madera, piedra y cerámica casi al natural y sin tratar, es perfecta para desconectar disfrutando de una experiencia gastro de altura. Un lugar donde respirar ese ambiente cálido, auténtico y tradicional.

El restaurante dispone de una pequeña terraza justo en la entrada, un gran salón comedor dividido en diferentes espacios y una terraza en el patio interior, perfecta para estas noches de verano.

En su carta, como os decía, productos mediterráneos de la mejor calidad donde se mezclan la tradición y la vanguardia para ofrecernos los mejores sabores.

Presidida por los arroces, cuentan con un montón de variedades y opciones a elegir como su arroz a banda, del senyoret, arroz negro, arroz de cigalas o conejo y alcachofas, de carabinero, de bogavante o de salmonetes. También muy solicitados los fideuás del senyoret o de carabineros. Además, para mantener la autenticidad del origen en su elaboración más tradicional, todos los arroces se elaboran con agua traída de Valencia específicamente para estos latos.

No solo los arroces son acierto asegurado. Entrantes tan ricos como la ensaladilla rusa La Sabina, platos fresquitos como el tartar de tomate, las bravas de la casa con alioli y salsa brava o el calamar de playa relleno de sobrasada o jamón ibérico son algunos de los más solicitados.

Por supuesto el steak tartar y el tartar de atún o principales como el rodaballo con patatas a lo pobre y pimientos del padrón, el pollo picantón al horno, cocinado a baja temperatura en su propio jugo o el solomillo nacional con parmentier de calabaza y jugo de trufa, son must en su carta también.

Si vienes a disfrutar, ya te recomiendo el pack completo y pide alguno de sus postres: si ya eres fan absoluto de la famosa tarta de cumpleaños de Larrumba, vuelve a pedirla pues no va a decepcionarte y si quieres arriesgar y probar algo nuevo, la torrija de la abuela con helado de horchata o el limón en tres texturas (crema,espuma y helado) si quieres algo más ligero, son opciones perfectas.

Completa su carta una amplia selección de vinos con las mejores referencias y un gran carta de cócteles con la que terminarás una noche con broche de oro.

¿Dónde está?

La Sabina – C/ Camino de la Zarzuela 23, 28023, Aravaca, y Calle Estafeta 2, Alcobendas, Madrid – Visita su web

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]