Septiembre para mi es época de cumpleaños, así que puestos a celebrar, qué mejor que en un sitio tan chulo, original y diferente como Arallo Taberna.

Llevaba tiempo buscando el momento para probarlo, así que hace poquito “lié” a mis amigas y allá que fuimos. Desde luego no decepcionó. Eran constantes los: ¡¡Wowww, esto está de muerte!!

Arallo se trata de la última apertura del grupo Amicalia cuyos restaurantes Alborada y Arallo (original) en La Coruña y Alabaster y Ánima en Madrid, ya son claros referentes en el mundillo foodie. El grupo está liderado por Anxo García y la parte gastronómica viene de la mano del chef Iván Dominguez, que vuelve a conseguir una vez más que nos declaremos seguidores absolutos de sus recetas.

Sin embargo, y exceptuando el respecto por el producto y la cocina gallega, esta nueva taberna no tiene ninguna similitud con sus compañeros madrileños. Es mucho más desenfadada, informal y pícara, con un concepto en el que se despiden del protocolo, los manteles y los lujos, para dar paso a un ambiente de estilo industrial con una gran barra y taburetes y un concepto de street food de nivel perfecto para mancharse las manos.

Se encuentran en la calle Reina en pleno centro de Madrid, y nada más entrar ya se respira ese ambiente joven y animado. Dentro puedes ver un gran espacio abierto con una barra alargada para 20 comensales, mesas altas y al fondo unas cuantas mesas bajas. Frente a la barra, la cocina al descubierto. Además, detrás de la cocina cuentan con un espacio reservado para eventos más privados. En las mesas, los cubiertos de madera y los palillos para comer, ya te van dando una pista del estilo canalla de esta taberna.

La carta por definición se trata de una cocina contaminada. ¡Sin asustarse! Contaminada de influencias, sabores y texturas de todo el mundo, siempre prevaleciendo la base gallega. La fusión es realmente sorprendente, mezclando técnicas y productos con sabores y elaboraciones de otras partes del mundo. Como ellos mismos dicen: prueba, comparte y experimenta porque no te arrepentirás.

Todos los platos están pensados para ser compartidos. La carta se divide en varios grupos: fríos, fritura, vapor, brasa y sartén. Además tienen algunos platos fuera de carta. Todo el equipo súper amable, se predispone a explicarte cada plato y a recomendarte, aunque aseguran de entrada que no se pueden quedar con uno solo!

Algunos de los platos más destacados son el aguacate y galo pibil con tortillas para hacerte una especie de tacos, la volandeira con salsa agripicante y el salmonete con encurtidos caseros del grupo de los fríos.

En la fritura es obligatorio pedir la croqueta nigiri de merluza salpresa. La merluza viene encima de la croqueta y ésta se rellena de salsa verde. La frase literal de una de las chicas fue: es lo más recomendable, todo el mundo que las prueba quiere más de una!! Y efectivamente estaba riquísima. El huevo escocés también nos gustó mucho, un sabor y una textura realmente originales y diferentes.

Al vapor cuentan con gyozas de marisco o de pato y en la brasa nos recomiendan la pizza indi con anguila ahumada y mango, la xarda, patata y chufa o la costilla de vaca cocinada en el horno durante horas. En el apartado de sartén, cuentan con gambón y daykon encurtido y con un guiso de tendones y ancas fritas para los más arriesgados.

Fuera de carta nos ofrecieron pescadilla hecha en el horno, que venía también con tortillas de trigo, cebolla caramelizada y una salsa de aguacate y wasabi. No pudimos resistirnos a probarlo y acertamos. Además tenían mollejas y tuétano con steak tartar.

No tienen carta de postre pero si cuentan con una gran variedad de cócteles, cervezas y vinos. Además, aproximadamente la mitad de la carta es apta para celiacos incluidos los platos que nos ofrecieron fuera de carta. No podrían probarlo todo, pero sí algunas cositas muy muy ricas.

A saber que no admiten reservas, que si el local está muy lleno, hay que coger número. Sin duda una de las aperturas del año. Diferente, innovador y exótico.

¿Dónde está?

Arallo Taberna – Calle Reina, 31, Madrid – Visita su web